lunes, 26 de septiembre de 2016

NUDOS Y LAZOS / Poesía de José Ignacio Restrepo



GESTO POSTRERO


Qué decir de ese abrazo abotagado,
que lucha por no llegar a desprenderse
pues previo a este momento
ya escuchó
que ahora viene el adiós ineluctable,
y no podrá la sal de algún poema
ni algún canto callado,
revivir 
lo que huele a flor marchita...
A qué sabe ese beso compungido
reducido y sin fuerza suficiente,
que parece algún ciervo en la campiña,
que está doblado ya
escuchando acercándose a su oído
la broca de la muerte...

Cómo no azorarse ante el augurio
que en las manos igual se despelleja
y hasta arde en los ojos,
por no poder dejar e ir a llorar,
cada uno a solas por su cuenta,
pues aún no termina su quehacer,
de este rol de uno
que son dos...
cómo no secarse desarmado
latiendo y muriendo hasta el final
de ese sendero que ha logrado andar
junto al que llora distinto,
en otro tono,
a él abrazado......

Y en un árbol caído sin remedio,
se habrá de convertir en dos minutos
pero mientras lo abraza fuertemente
buscando que se acabe
lo acabado,
para poder saldar a cielo abierto
el final de este pacto...
Se miran, no se miran,
parpadean,
luego van haciendo una palabra
y los pechos que logran despedirse
 ya no buscan con afán fundirse,
sino recuperar lo que allí había
antes del primer abrazo,
previo al nudo inicial
en ese lazo,
que ahora están a punto de soltar
ignorando cómo sucedió
y si queda algún cuándo...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...