sábado, 4 de mayo de 2013

TRAGO SIN HIELO / Poesía de José Ignacio Restrepo



DESQUERERSE


No más alergias 
prematuramente concebidas,
no más manos incrédulas 
tomando como agua mis arrugas
como si fueran pálidos mensajes
y no asombrosas y fuertes guías vivas
de lo que puedes hacer si te propones,
de la vida sacada como vid
desde los más recónditos rincones,
no más silenciosas, rencorosas
querencias sin querer, aves al viento,
que no pueden volver pues están ciegas
y de aquí ya se marcharon hace tiempo,
no quiero sentimientos incompletos,
que aparezcan llamados a los gritos,
prestados de otro mítico embeleso,
revivido para dar vida a lo nuestro
como si fuera justo y necesario
este darse y quedarse hoy de pie,
mirándonos sin obvio fundamento...

Vengo a entregar todo lo prestado,
pasaporte, llaves viejas y conjuros,
no voy a replegarme de verdad,
realmente no tengo donde estar,
solo el ánimo de ir hasta el origen,
donde impaciente esperaba la palabra,
para decirse entera nuevamente,
no puede este poema vocinglero
reptar, luego correr, y estar parado,
sin antes haber bien informado
el motivo instigador, el dogma,
que ha puesto en esta sal sin vanagloria
todo lo que servía de alimento,
y que ya no lo es, lo siento...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
Copyright

6 comentarios:

  1. Un mal trago...desquererse. O tal vez, al final de cuentas, sea bueno.
    Lo cierto es que nadie quiere sentimientos remendados, o hilos que quedan colgando...Todos queremos y necesitamos un amor entero.

    Abrazo a tu espalda con mis alas amigo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viniste hoy, que ando desqueriendo, lo siento... Es mi modo no abyecto de sacar mis dragones, de mi infierno...en ese tema nada malo me sucede, gracias al cielo... Gracias por venir, por tender tus alas sobre mi espalda, también cansada de vuelos...

      Eliminar
  2. El poeta parece recrear un desencuentro en el largo camino en que el amor y los afectos se quedan estancados sin mucho fundamento, sólo porque al torcerse la senda y cambiar un poco el rumbo no se ve a dónde llevará el camino, y el temor lo invade todo hasta que de nuevo se levante la niebla o pare el viento, causante del lodo que en el aire parece cegar dos almas, aunque sólo fueran las pupilas de sus ojos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo éso, Fernando...Gracias por tu visita amigo...

      Eliminar
  3. ....de la raiz à las flores...quizás, à lo fruto.?.....ni siempre...ni siempre....
    ...pero, tu lo sabes.... hay arbes muy frondosas que se quedan por las ramadas y ni por ello dejan de complir su papel en el Universo.....ni por ello dejan de ser "espécies" valorosas", algunas hasta únicas .....
    ...quizás seria más facil si pudieramos nos dividir en dós partes, que hubiera una dualidad fundamental entre cuerpo y espirito... entre lo razonable y lo corazón, no? cada uno tendria una conotacion que pudiese explicar, por si misma, lo que tenemos dificuldad de entender o hasta muchas veces de acceptar......abrazón....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...Acaso, cómo tú lo dices, sea verdad, un partido corazón que piense, en su mitad birlada en reflexiones, atado a un dividido pensamiento, filamento de un tórrido cerero, al que fue cosido con premura, cicatrices que suben como usura, para hacer préstamos a cada sentimiento...Acaso, si, un frankestein podado...Gracias amiga, después de todo, por venir...

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...