jueves, 21 de abril de 2016

REZAR MIRANDO EL MAR.../ Poesía de José Ignacio Restrepo



PREGÓN



Y el poblado paisaje
que fuera el interregno con tu olvido,
cuando dimos por ser todo lo hollado
antes de haber llegado 
hasta este istmo,
de verdor prometido,
no era sino otro sólido espejismo,
un umbral a otra zaga
acaso más doliente que tu antes
y de seguro más que mi después,
cuando a solas te rece
para que en paz me dejes,
sin un daño por mal uso
y en todo caso nunca por desuso...

Me atareo en dejar pruebas en letras
como si se tratara de algún mapa
que fuera a ser de gran utilidad
a ese otro que llegue,
un lógico y púber argonauta
que haya olvidado su vida de licencias
y quiera dedicarse así no más,
a contemplar la era de la siembra,
mientras mide con sus manos lo medible
y con sus ojos aquello
irredimible...

Pero solo estoy yo en este cuarto
cuyas paredes muestran esos rezos,
pintados en todas direcciones 
como fatales y nobles pinceladas
de un viaje a bordo del amor,
ya no puede leerse algún mañana,
mientras el viento va...
voz salida de dónde que me dice
que acaso ya llegué
y debo bajar...

Y en un extremo que se nota intacto
porque el blanco brilla aún inmaculado,
un rezo con tu voz
no con la mía,
murmura una canción de mediodía
pidiéndome que espere...
que no baje del barco,
que mire el mar
una vez más...
como hice ese día que fue nuestro
mientras hilaba a mi piel la fantasía 
y la bautizaba con tu nombre... 


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

2 comentarios:

  1. Hoy anduve por aquí...qué buenasletras.
    Cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es un placer ver las huellas de tu paso. Abrazos Fabi...

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...